A

Impulsar que los equipos utilizados en la Generación de Energía Distribuida cumplan con normas técnicas nacionales e internacionales que aseguren su adecuado funcionamiento.